Termómetro Noticias

Rutinas y horarios saludables: Consejos para mejorar el sueño de los menores

Especialistas afirman que la ansiedad producida por el confinamiento, que se deriva en dormir poco y mal, tiene serios efectos en la vida diaria de los niños y adolescentes.

El encierro producido por la pandemia, evita que los niños, niñas y adolescentes asistan a clases y realicen sus actividades cotidianas, lo que genera cambios de rutinas, sin establecer nuevos hábitos, por lo que en muchos casos se traduce en un aumento de trastornos del sueño. Por esta razón, especialistas señalan lo importante que es mantener una rutina saludable en casa, lo que además permitirá una mejor adaptabilidad cuando se pueda retornar a clases.

Al respecto, la doctora Ninoska Inochea, neuróloga de la Nueva Clínica Cordillera, comentó que “lo principal son problemas ocasionados por la falta de una buena higiene del sueño, resultado de la pandemia por Covid-19. Dado el encierro, la no asistencia a clases, la falta de rutinas en un contexto de normalidad, lo que estamos viendo son problemas en la conciliación del sueño, niños que se acuestan y levantan a deshoras, sin una rutina saludable, con interrupciones del sueño durante la noche”.

En este sentido, también señala que el uso excesivo de pantallas y falta de actividad física también impacta la calidad de sueño en los menores, agregando que “el hecho de tener baja exposición a la luz solar y el uso excesivo de pantallas influye en nuestro ritmo circadiano y la producción endógena de melatonina importante para el sueño”.

Asimismo, la sicóloga María José Cohen, señala que “el mal dormir afecta en la vida diaria de los niños de una forma importante. Al no descansar pueden verse afectados anímica y emocionalmente, presentar irritabilidad, decaimiento, baja concentración y, por ende, todas las actividades a realizar en su día se verán afectadas por esto, sus labores en casa, desempeño escolar y las relaciones con los otros miembros del hogar”.

Recomendaciones

La sicóloga indica que “los niños, al estar en casa, tienen la impresión de estar libres o de vacaciones y, por ende, tampoco responden muy bien a la puesta de horarios. Por esto, es importante hacer de los horarios y rutinas un proceso, en el cual los niños se vayan acostumbrando a esta nueva realidad y los adultos sean pacientes y constantes para que sus hijos logren acostumbrarse e internalizarla”. 

En esta línea, la profesional recomienda a los padres mantener rutinas y horarios saludables, tanto en relación al sueño como en otro tipo de actividades lúdicas, sin generarles estrés. 

Por otro lado, si estas medidas no dan resultado y persisten las alteraciones del sueño o en su estado de ánimo, conducta o apetito, es importante consultar con un especialista. A su vez, en el caso de niños con condiciones como trastorno del espectro autista (TEA), es importante controlar con un médico porque los cambios de rutina les afectan mucho.

Por último, la especialista comentó que “la idea es que cuando haya un retorno se dé también de manera gradual, pienso que es lo más sano y equilibrado en caso de retorno a clases y, por lo mismo, el hecho de mantener una rutina saludable en casa permitirá una mejor adaptabilidad cuando toque retornar”.

En Otras noticias...

Más vale prevenir: Conoce los fraudes que te pueden afectar

Fernando Melo

¿Qué está pasando con Anabelle? La muñeca habría desaparecido del Museo Warren

Javiera Rivera

En tres simples pasos: Así será la reactivación del turismo en Antofagasta

Sebastián Robertson