Termómetro Noticias

¿Cómo puede afectar la pandemia a las nuevas generaciones?

El aislamiento social con sus pares y familiares y el quedarse más tiempo en casa genera la incertidumbre de saber cómo se van a desenvolver niños y niñas en el futuro.

A raíz del covid-19, miles de niños, niñas y adolescentes (NNA) se han visto en la obligación de cambiar su forma de sociabilizar. A su vez, expertos señalan que el dominio de la tecnología hace pensar que están mejor preparados para este contexto. Enfatizando además que el área psicológica no debe ser la única preocupación una vez culminada la pandemia.

Katherine Alfaro, Psicóloga con magíster en psicología clínica y Líder de Intervención del Observatorio de Infancias y Juventudes de la UCN, señala que ante los cuestionamientos sobre cómo serán las nuevas formas de interactuar niños y niñas post-pandemia, le surge la idea de que estas generaciones “ya tenían otras formas de relacionarse a diferencia de las generaciones que somos más adultas”, haciendo hincapié en que la socialización son todas las distintas maneras que se pueden encontrar para comunicarse con otra persona.

“Las nuevas generaciones de NNA han descubierto otros modos de vincularse, ya tienen incorporadas otras maneras de relacionarse con sus pares que, probablemente, los hace estar mejor preparados para enfrentarse a situaciones de distanciamiento social”, comentó.

Además, Alfaro es tajante al decir que, al ser adultos, es impredecible saber como serán las repercusiones que tendrán NNA si hablamos desde nuestra experiencia y no desde la de ellos. Pero, en el caso de que se mire de una mirada más contemporánea, al usar redes sociales, juegos online u otra plataforma de interacción, “podemos pensar que las consecuencias no van a ser tan extremas como podríamos creer y que probablemente para los adultos y adultas va a ser mucho más difícil”.

En otro aspecto, la profesional amplía el concepto de socializar entre pares a uno donde se incluya a las familias, y reflexiona diciendo que la situación puede cambiar debido a que este lazo es más significativo.

“Las interacciones de las familias con sus hijos en cuarentena podrían impactar en su comportamiento o disposición post pandemia”, explicó, argumentando además que el aumento de violencia de género, intrafamiliar o maltrato ha aumentado en este periodo y puede traer consecuencias significativas para el desarrollo de NNA.

Por otro lado, la especialista aborda el cierre de establecimientos educacionales y plantea la ansiedad que puede existir al minimizar o maximizar la experiencia de estudiar en casa respecto al nivel de involucración, que tengan madres y padres, en el proceso de aprendizaje de sus hijos, o si tienen los insumos como para estudiar en casa. Asimismo, expresa que en ese contexto se pueden dar presiones ejercidas por las familias para lograr el mismo aprendizaje que en el aula y la invalidación de otras formas de incorporar conocimiento.

De igual modo, para la psicóloga el cierre de las escuelas significa que algunas familias están sufriendo de pérdida de alimentación, insumos de limpieza e higiene personal o incluso de fuentes de agua potable, provocando repercutiendo en la salud de niñas y niños.

El llamado que hace Katherine Alfaro es a las redes de salud a estar preparados para las secuelas que se puedan generar.

“El foco debe estar puesto en que nuestros sistemas públicos de salud ya sea física, mental y de todas las formas, puedan estar preparados para asumir estas consecuencias que nos podamos encontrar”.

En Otras noticias...

Cesfam Centro Sur realiza concursode dibujo por el día del niño y la niña

Fernando Melo

Más vale prevenir: Conoce los fraudes que te pueden afectar

Fernando Melo

¿Qué está pasando con Anabelle? La muñeca habría desaparecido del Museo Warren

Javiera Rivera