Termómetro Noticias

Aumentan los accidentes de hogar en niños, ¿cómo prevenirlos?

Fotografía: Infobae

El contexto del covid-19 ha provocado un alza en estos accidentes, siendo quemaduras e ingesta de químicos los que ponen más en riesgo la vida de los niños.

El estar más tiempos en nuestras casas no quiere decir que no estemos expuestos a ciertos riesgos, expertos señalan que menores de cinco años son los que más han acudido a urgencias debido a una lesión por quemadura o ingesta de productos químicos. ¿Cómo prevenir un accidente? ¿Qué hacer cuando ocurren estos casos?

Krystel Iratchet es pediatra del Hospital Regional de Antofagasta y trabaja en el sector de hospitalización. La doctora comenta que generalmente las visitas de niños a urgencias por quemaduras ocurren todo el año de forma habitual, señalando que 9 de cada 10 niños quemados son por causas ocurridas en el hogar y afirmando que en este contexto de pandemia ha ocurrido un incremento considerable de estos casos.

¿Qué hacer si ocurre un accidente por quemadura?

La pediatra hace hincapié en que, ante un eventual accidente que sufra un menor por quemadura, que comúnmente son ocasionadas por algún líquido como té hirviendo, entre otros, lo importante es tener una reacción rápida y utilizar agua fresca directo del grifo para tratar la herida y avance de la quemadura, debido a que como la zona afectada está manteniendo una alta temperatura, sigue profundizando la piel. Además, indica que, si es posible, se debe sacar la ropa por si ocurrió alguna salpicadura que no podemos visibilizar.

“Lo primero que hay que hacer es mojar al niño, dentro de lo que se pueda sacarle toda la ropa porque no sabemos en qué sectores cayó el agua, si es que hay alguna prenda que esté pegada al cuerpo, eso no hay que sacarlo, pero si es fácil de sacar, se saca todo y se moja en agua fresca, idealmente agua que corra de la llave por 10 o 15 minutos. Es importante observar bien el cuerpo porque a veces está la lesión en una mano, pero el agua hirviendo puede salpicar en otras partes”, señaló.

Tipos de quemaduras

Los tipos de quemaduras se clasifican en tres grados que según explica Iratchet, la clasificación de las quemaduras es importante conocerlas en el sentido de que se clasifican según su profundidad.

Primer grado: La más superficial, produce enrojecimiento e irritación y dolor. Pero generalmente es tratado sin mayores complicaciones.

Segundo grado: Llega más profundo a la dermis, se producen vesículas y ampollas y pueden generar mayores consecuencias como cicatrices.

Tercer grado: La quemadura es más riesgosa ya que llegan a la zona grasa que tenemos y pueden abarcar el músculo.

Asimismo, al igual que es importante conocer la profundidad de la lesión, es relevante saber la extensión, cuánto es la superficie corporal afectada, la edad del menor y el lugar donde fue la quemadura. En ese sentido, la pediatra cuenta que existen zonas de mayor riesgo que son:

  • Cara
  • Manos
  • Espalda
  • Pies
  • Zona de articulaciones
  • Zona genital
  • Zona periorificiales (boca, ojos, nariz, oídos)

Otros tipos de accidentes:

La pediatra señala que otro de los riesgos a los que están expuestos niñas y niños al estar en sus casas es la ingesta de productos químicos como es el caso de útiles de aseo como cloro u otros agentes toxicológicos para la desinfección. Dentro de esa circunstancia, se debe acudir inmediatamente al recinto asistencial junto con el producto químico que consumió.

¿Qué hacer si un niño o niña ingiere un producto químico?

Las intoxicaciones usualmente son accidentales, en un descuido los niños, en especial menores de cinco años, pueden comer o tomar un producto tóxico. Las creencias populares dicen que se debe inducir al vómito, sin embargo, Iratchet advierte que hacer eso es un peligro porque podría volver a quemar el esófago.

“Es mejor llevar al niño inmediatamente y también la sustancia para saber qué es lo que tomó y cuánto fue lo que tomó (…) llevarlo inmediatamente y no intentar algún mecanismo casero”.

Recomendaciones para prevenir accidentes en general

“La principal recomendación es estar bien atentos, yo sé que es difícil en estos momentos, pero hay que estar bien atentos y saber que estos accidentes se pueden prevenir”, señala la profesional, realizando un balance además de las causas más comunes por quemaduras y cómo evitarlas. Estas son:

  • Cocinar: No se debe cocinar con niños en los brazos, son actividades riesgosas en la que los niños deben estar fuera de la cocina.
  • Tomar té: Evitar tener a los niños cerca debido a que pueden dar vuelta la taza y quemarse.
  • No utilizar manteles largos: Este tipo de mantel puede generar que, niños más pequeños, lo tiren y se derramen lo que está encima.
  • Hervidores: El cable de los hervidores son más cortos que otros electrodomésticos, ante esto, recomienda utilizarlos cerca de la pared en una superficie sólida.
  • Alargadores: Al poseer uno, ponemos en riesgo debido a que uno se puede enredar o caer y que, por ejemplo, si está conectado el hervidor, se puede dar vuelta encima.
  • Enchufes: Es necesario contar con los enchufes de artefactos en buen estado.

Otros objetos calientes con los que se debe tener precaución son planchas de pelo, planchas de ropas o las puertas del horno donde “hay que mantenerlas siempre en vigilancia de los niños y a una distancia en la que ellos no la puedan alcanzar”.

Por otro lado, para prevenir un caso de ingesta química es importante que mantengamos estos productos bien rotulados y fuera del alcance de los niños.

“El alcohol y el cloro, jamás embotellarlos en botellas de bebidas o de jugo, tienen que ser los envases que vienen realmente y mantenerlos fuera de su alcance”, señaló la pediatra.

En Otras noticias...

Fatal accidente resulta con una víctima fatal y tres lesionados

Redaccion Termometro

Teatro vía Zoom promete hacer reír con obras inspiradas en el plebiscito

Redaccion Termometro

¿Algo que empeñar? La tía rica alcanza precio histórico del gramo de oro

Kaynna Valenzuela