Termómetro Noticias

Hepatitis, un virus silencioso que al año mata 1.3 millones de personas

El número de muertes anuales es equivalente a dos veces los fallecidos por la pandemia de COVID-19.

El SARS CoV-2 causante del Covid-19, ha relegado a segundo plano a otros virus que causan igual o más número de muertes al año. Un ejemplo de ello fue lo que ocurrió el 28 de julio pasado, día internacional contra la hepatitis, donde normalmente, los hospitales y equipos médicos del país realizan campañas educativas y testeos masivos de la enfermedad, actividades que este año no tuvieron lugar.

Hay varios tipos de hepatitis, pero las que causan más estragos en la población mundial son la B y la C, con un estimado de 1.3 millones de víctimas fatales al año. Sergio Ledesma, gastroenterólogo del Hospital Regional de Antofagasta, detalla que la OMS calcula en 350 millones los infectados por este virus, de ese universo 295 millones no saben que lo portan.

El profesional explicó que los infectados pueden tardar hasta 20 años en evidenciar los primeros síntomas y que, por lo general, cuando aparecen indican que el daño en el hígado se encuentra en fases avanzadas de la enfermedad, lo que compromete la calidad de vida y los pronósticos de sobrevida de los pacientes. Cirrosis hepática y cáncer al hígado son las principales causas de muerte de personas que adquirieron el virus y no fueron tratadas a tiempo.

Lo paradójico de esta enfermedad es que si es detectada a tiempo es relativamente fácil de erradicar o contener para que no sea mortal.

El virus de la hepatitis B no puede erradicarse de la sangre, pero sí mantenerlo inactivo para que no dañe más el organismo, además hay vacunas para no contraerlo, agrega Ledesma. En cuanto al virus de la hepatitis C, este sí es posible eliminarlo del organismo humano.

Sobre las medidas de protección, el gastroenterólogo comentó que la principal vía de infección es por el intercambio de fluidos. El principal grupo de riesgo, manifiesta, lo constituyen las personas que mantienen actividad sexual sin protección.

También tienen más probabilidades de contraer el virus personas tatuadas en lugares sin medidas sanitarias y pacientes que recibieron donación de sangre antes de 1996.

Sergio Ledesma comenta que la recomendación es que toda persona mayor de 45 años debiera hacerse el examen para la hepatitis B y C. Otro aspecto relevante es que en Chile esta patología es cubierta por el GES (Garantía Explicita en Salud).

En Otras noticias...

En el Mall realizaron exámenes PCR y campaña informativa ante posible rebrote

Redaccion Termometro

La muni entregará “un palito” a 72 ollas comunes de Antofagasta

Redaccion Termometro

Crespita Rodríguez anuncia combate profesional en Calama

Redaccion Termometro