Termómetro Noticias

Fusy, la can antofagastina que ha detectado casi 150 kilos de droga en menos de 3 meses


Fusy la can antidrogas, es parte del equipo canino del OS7 de Antofagasta
.

Hace unos días Carabineros del OS7 de la Prefectura de Antofagasta, daba a conocer un importante procedimiento antidrogas concretado en el sector de La Negra en el cual se interceptaron más de 400 mil dosis de sustancias ilícitas.

Este exitoso resultado, fue gracias al trabajo especializado y de equipo que realizaba servicios en el sector durante la madrugada, el cual integraba Fusy, la can antidrogas y su guía la Cabo 2º Camila Donoso Segura.

Juguetona, cariñosa, leal y muy profesional, así describen a esta hermosa Golden Retriever de 2 años y 3 meses, integrante del equipo canino del OS7 Antofagasta el cual está conformado por Belzeu, Emy, Fucsia y Fusy.

Según su guía, Fusy siempre entrega su cariño y anda entre los Carabineros de la sección esperando una caricia en su lomo que agradece con un movimiento feliz de su cola.

Fusy llegó a Antofagasta directamente de la Escuela de Adiestramiento Canino de Carabineros, el 23 de abril Fusy y su guía comenzaron a realizar sus servicios especializados en las rutas y en ciudad. Desde esa fecha su olfato entrenado ya ha evitado que casi 150 kilos de drogas lleguen a su destino, en tres procedimiento ocurridos entre agosto y los primeros días de octubre.

Ella me eligió

La historia de Fusy con su guía se remonta a la Escuela de Adiestramiento Canino, cuando la perrita tenía 6 meses de edad, hija de Abril y Tomy ambos también especialistas de la institución en la detección de drogas, de hecho la mamá aún está en servicio activo y prestas servicio en el aeropuerto de Santiago, su papá en tanto ya se acogió a retiro.

Según recuerda la Cabo Donoso, cuando conoció a Fusy entró a un canil donde habían varios cachorros y Fusy se acercó a ella y le comenzó hacer gracias, “ella me eligió” agrega la funcionaria.

Desde ahí inició el camino de adiestramiento, desarrollándose una conexión única entre ambas.

El curso de adiestramiento canino dura un año donde se conjuga la paciencia y el cariño, siendo el refuerzo positivo la principal herramienta que se utiliza. Elogios, caricias, premios y juegos son parte del repertorio de adiestrarlos.

Para Fusy, según explica su guía la búsqueda de sustancias ilícitas lo asimila al juego, “ella lo que busca no es droga, es su juguete el que esta impregnado con un olor similar al que tendría una sustancia ilícita”.

Es decir cuando hace marcación positiva, es porque percibió el olor de su juguete y simplemente ella quiere jugar.

En su día a día su rutina incluye cariño y cuidados, el reforzamiento de lo aprendido se realiza en los servicios los que incluyen implementos de trabajo como sus zapatos, su capa institucional y anteojos para proteger sus ojos del polvo.

En Otras noticias...

Feliz Halloween: Mantenga a la familia sana con estas recomendaciones

Manuel Tabilo

Temporada de piscinas: cómo disfrutar previniendo el contagio por COVID-19

Redaccion Termometro

Dermatólogo aconseja cómo usar mascarilla en la playa para no afectar la piel

Redaccion Termometro