Termómetro Noticias

[COLUMNA] Los desafíos que deberá enfrentar el nuevo Presidente: políticas públicas y el poder

Por: Alejandro Cataldo Díaz
Egresado de Administración Pública
Universidad de Antofagasta

banner 2021

Tenemos presidente electo. La ciudadanía habló, a pesar de las dificultades que significó la mala planificación en temas de transporte público por parte del gobierno saliente, y expresó que quiere a Gabriel Boric como el nuevo presidente de Chile. Sin ir más allá de lo que significa la victoria del Frente Amplio y el Partido Comunista, junto con los otros partidos y personas que conforman el pacto de Apruebo Dignidad, me gustaría mencionar dos aspectos relevantes que tendrá esta nueva coalición como desafíos para los próximos años que se vienen.

No cabe duda que la preocupación que se expresa mayoritariamente por ciertos grupos de la sociedad se encuentra en la economía, la “unificación” del país, o mejor dicho, la disminución de la polarización política y, por supuesto, la Nueva Constitución, además de otros temas que requerirán reformas importantes, como lo es el tema de pensiones.

No se debe olvidar que las reformas son políticas públicas finalmente, y en esa misma línea se debe tener también el desafío de generar nuevas perspectivas para la formulación de estas políticas públicas. Cabe mencionar aquí la forma que han tenido los gobiernos, hasta antes de la pandemia para definir quién es merecedor, o no, de los beneficios del Estado. Hasta antes del IFE universal, la gran mayoría de políticas públicas han tenido un sesgo de focalización, es decir, solo cierto grupo de la sociedad tenía la posibilidad de obtener los beneficios del Estado.

Según los autores del famoso best seller “Cómo mueren las democracias” Steven Levitsky y Daniel Ziblatt, este tipo de políticas públicas, que tienen el enfoque de focalización y que además le toman una relevancia casi total a los ingresos que tiene una familia, generan resentimiento social, crean la perspectiva en los grupos no beneficiados o de clase media de “que sólo los pobres se benefician de la política social”. Es decir, las políticas públicas de tipo focalizadas son fundamentalmente polarizadoras.

Sin embargo, los autores también mencionan que las políticas públicas que ahondan en la desigualdad económica pueden también ser despolarizadoras. Una de ellas vino desde un gobierno de derecha, como lo fue el IFE Universal, que abarcaba a prácticamente toda la población del país.

Se debe decir que el IFE Universal, tal como lo conocimos hasta principios de este mes, no hubiera sido posible sin la discusión política que se dio en el Congreso, con todas las fuerzas políticas buscando una solución económica a la pandemia. El gobierno de Boric deberá buscar políticas públicas que vayan en la misma dirección en la cual iba el IFE, que no es más que la gran mayoría de los chilenos sean beneficiarios o usuarios de dicha política. Esto finalmente significará una potente señal que vaya con el objetivo de disminuir el malestar social que existe actualmente en el país.

Otro desafío que tendrá el futuro Presidente será el de consolidar en su figura y su conglomerado un poder legítimo, que sea capaz de canalizar el malestar social existente y que finalmente pueda disiparlo. Esto no solamente se hará con políticas públicas, sino que debe construir, en su figura como Presidente, la representación de los valores que tanto se busca hoy en un líder político. Si bien la ciudadanía le dio una gran cantidad de votos, lo que se traduce en legitimidad, esto puede ser volátil lo que justamente significará que no se construyo dicho poder.

En cuanto a esta misma idea, el sociólogo Alberto Mayol, que ha estudiado largamente temas como el malestar social, nos menciona que “si la gente es voluble se debe a que hay liderazgos que no están a la altura para conducir el proceso que desean dirigir”, o sea, si persiste el descontento social hacia el gobierno, como lo existe hoy, no será por mero capricho de las personas, si no que su líder no pudo representar favorablemente lo que requieren dichas personas.

Gabriel Boric deberá ejercer un liderazgo acorde, no solo a sus intenciones, si no lo que requerirá el momento político que será muy cambiante durante los cuatro años que esté en el poder. La ciudadanía ayer habló y de forma contundente y fuerte, lo que le da un gran pie de inicio para nuestro presidente electo, que deberá seguir reforzando desde este mismo instante.

En Otras noticias...

¿Elijen creer? Chile necesita de un milagro para llegar al Mundial de Qatar

Franco Fernandez

Gobernador y alcalde de Ollagüe interponen recurso de protección ante descontrol migratorio y riesgo sanitario

Redaccion Termometro

Habría fallecido hace días: Hallan cuerpo en el sector del Trocadero de Antofagasta

Redaccion Termometro