Termómetro Noticias

Nicolás Melgarejo: “La educación online es más permisiva, pero requiere de más compromiso de las personas”

Los altos índices de deserción escolar en pandemia han sido uno de los mayores desafíos de la educación virtual.

La crisis sanitaria que afecta al mundo y la prolongada suspensión de clases presenciales generó un fuerte impacto en el sistema escolar tradicional, y una de ellas ha sido la deserción de miles de estudiantes que por diversos motivos dejaron de asistir a clases. Al respecto, Nicolás Melgarejo, profesor de matemática y física de profesión, además de director del preuniversitario online TIClass.com y director del colegio virtual Natiboo.com realizó una reflexión y crítica del actual escenario pandémico-educacional.

¿Cómo ha afectado la pandemia al sistema educativo?

“La pandemia ha afectado en la educación y uno lo puede ver en la deserción: ya en los primeros meses de este año se identificaba un aumento de 14.000 estudiantes que habían dejado el sistema tradicional de educación. Catorce mil solo en un período muy corto, es decir, gente que no se había matriculado. Eso es una contracción de toda la matrícula escolar y que afectó, particularmente, a los colegios particulares pagados y particulares subvencionados”.

¿Por qué cree que ocurre el fenómeno de la deserción escolar?

“Uno podría relacionarlo a que la gente o no está conforme con el servicio que están prestando (…) o también a la imposibilidad de conectarse a las clases online, porque no tiene conectividad o porque no tiene los dispositivos para conectarse en los momentos en que la institución lo está requiriendo. Nos puso en un escenario en que no estábamos preparados”.

¿Cuál es el escenario actual de los colegios online, considerando que no tienen el reconocimiento del Ministerio de Educación?

“Podemos encontrar educación formal y no formal, pero cuando uno ve su propia experiencia, uno siempre se está formando, siempre está tomando cursos aprendiendo nuevas cosas y eso lo hace en general de manera online. Por ejemplo, si quieres aprender a usar un software para aprender a mejorar el audio de un podcast no vas a una universidad o a un instituto: buscas, te informas, aprendes, quizá tomas un curso en una plataforma y listo”.

“Lo mismo pasa con los colegios online, no están reconocidos por el MINEDUC, porque no nos permiten certificar el proceso de educación para entregar un título de cuarto medio, por ejemplo. Entonces, las personas, se ven en la obligación de prepararse de manera online, porque el contexto es lo que más les acomoda, y aparte inscribirse para rendir exámenes libres”.

¿Cuál es su invitación, desde dentro, a la comunidad sobre la educación online?

“Mi invitación es a participar de la educación online y no verla como algo fácil o algo de poca monta, como si estudias online es menos válido que el presencial. De hecho, lo que he observado en estos seis años de experiencia, es que la educación online es más permisiva, pero requiere de más compromiso de las personas”.

¿Cuál sería la clave del éxito de una buena educación online?

“La educación online funciona, a medida que uno entienda que, uno es protagonista de su propio aprendizaje, que no basta con ir a clases. Nadie aprende en una hora y media cosas profundas por escuchar a alguien o participar en una clase en vivo”.

“Uno para llegar a la maestría a aprender algo, el 80% es trabajo personal, trabajo comunitario, resolver dudas, leer, hacer apuntes y un 20% es la clase en vivo. Y eso, el colegio lo distorsionó y pensamos que para aprender hay que estar sentado, estar en un colegio y estar presencialmente. Y eso en verdad, no es así”.

¿La forma de realizar las clases online, en su mayoría, es la adecuada?

“A nivel de metodología, los profes, tampoco estábamos preparados. La educación presencial es muy diferente a la educación online”.

“La educación online funciona en la medida que la hagamos bien también. No toda la educación online va a funcionar, por ejemplo, universidades que están haciendo puro Zoom y solo hacen clases en vivo por Zoom tampoco va a funcionar”.

¿Qué aspecto considera necesario de incluir las clases online para su adecuado desarrollo?

“Nosotros en la presencialidad y ahora en lo online realizamos un ejercicio llamado flipped learning (aula invertida), que consiste en tres partes con el mismo objetivo: el estudiante realiza una lectura previa de los contenidos, para luego participar de la clase y poder extender sus conocimientos, incluso fuera de ésta”.

¿A qué desafíos se enfrenta la educación online en la actualidad?

“Lo online tiene que ver con que hay que entender que hay distintos tipos de interacciones y cómo interactuamos en estos contextos nuevos de manera sincrónica y asincrónica, y tener en cuenta ese tipo de interacción para diseñar las actividades”.

“Sí o sí se necesita de una visión pedagógica, se necesita de la intencionalidad de los profesores y profesoras. Aún cuando haya un proceso automatizado, los profes tienen que estar presentes porque son los que dan la intencionalidad, es decir, porqué se hacen las cosas”.

En Otras noticias...

Nueva asignación permite a más de 795 mil jóvenes contar con beneficios estudiantiles para la Educación Superior en 2021

Redaccion Termometro

Mejillones avanza a Paso 3 a partir del martes

Redaccion Termometro

Destacan a Calama por lograr mejorar la cantidad de inoculados contra el Covid-19

Redaccion Termometro