Termómetro Noticias

[COLUMNA] Cobreloa y el anhelo de volver a levantar la Copa Chile

Por: Felipe Flores Toledo
Administrador Pública UA – U. Mayor
D. Comunicación Estratégica PUC
Socio de Cobreloa

banner 2021

Nuestro fútbol actual es una industria manejada por la lógica mercantil, donde el objetivo principal no es el logro, sino el lucro.

Desde que descendió el año 2015, para Cobreloa las cosas han sido extremadamente complejas. Primero, al asimilar la nueva realidad, para luego enfrentarse a elecciones internas de directivas que, hasta la fecha, han tenido más ganas e instinto que formación en dirección de instituciones deportivas.

Han sido 7 años de tratar de salir de un pantano, pero sin mayor sustento que el simple “intento”, al tener ímpetu basado en el idealismo, pero carente de saber cómo llegar al objetivo con estructura, diseño, táctica y estrategia. Más aún, cuando el fútbol chileno experimenta una crisis tanto en la competitividad como en credibilidad.

Esto último, motivado por tales actos como la acusación de Javier Castrilli, a la comisión de árbitros por el pago recibido con boletas ideológicamente falsas, los vacíos tributarios de las casas de apuestas y la próxima investigación de Ciper Chile, donde se entregan las pruebas de la colusión existente entre jugadores, representantes, dirigentes, directores técnicos y comentaristas deportivos, basado en la especulación de subir o bajar jugadores, para lograr una satisfactoria venta o compra en perjuicio de los clubes deportivos.

Nuestro fútbol actual es una industria manejada por lógica mercantil, donde el objetivo principal no es el logro, sino el lucro. Pero en fin, volvamos al titular de esta columna.

Hoy, se abre una posibilidad concreta, dentro del área chica, gracias a la efectividad del Director técnico, Emiliano Astorga, de por fin subir a Primera “A” y recientemente, la posibilidad cierta de volver a disputar etapas finales de Copa Chile. 

¿Dónde estuvo la clave? A mi juicio en la calidad de la planilla de jugadores, que si bien sobrepasaba la capacidad de pago calculada en primera instancia por los directivos del club cuando asumieron, todos los hinchas sabíamos que para salir del pantano, había que realizar una jugada llena de riesgo, lo que explica el respaldo contundente de la hinchada. Defiendo esto último, ya que nunca, en los últimos 10 años había existido un crecimiento en venta de abonos, nuevos socios (socios con cuotas al día) asistieron al estadio, compraron indumentaria y otros, como lo es en este contexto.

Referente a la Copa Chile, hay que considerar que es uno de los torneos más antiguos de América, el cual se comienza a disputar el 4 de noviembre de 1958, donde en la cronología existieron años que no se disputó por diferentes motivos. Lo cierto es que Cobreloa de ganarla este 2022, tal como ocurrió el 15 de julio de 1986 frente a Arturo Fernández Vial en el Estadio Regional de Antofagasta, ante 10.851 espectadores, cuyo goleador del torneo fue Juan Carlos Letelier, “Los Zorros del Desierto” podrían disputar el 2023, mediante cupo 3, la gloriosa Copa Libertadores de América y además, la Supercopa de Chile. Manifestar que la última vez que la institución naranja jugó la “libertadores”, fue el 2007.

En la actualidad, los dirigidos por Astorga, nos devuelven la posibilidad de soñar una vez más y  nos invita a que estos 7 años hayan sido el aprendizaje necesario, para que nunca más volvamos a perder la jerarquía y categoría en el fútbol profesional chileno e internacional.

No fueron Nicolás Massú y Fernando González en los Juegos Olímpicos de Atenas el 2004 que le enseñaron a todo un país que no existe la palabra imposible, sino Cobreloa desde 1977.

En Otras noticias...

¿Hay esperanzas aún? Todos juegan para el CDA… menos el CDA

Franco Fernandez

¡SE BUSCA ARRIENDO! Alcalde cierra instalaciones que ocupaba CDA y no arrendará el estadio este sábado

Andres Uzcategui

Seremi de Educación explicó a estudiantes los cambios en protocolo sanitario de establecimientos educacionales

Redaccion Termometro