Termómetro Noticias

Soledad, angustia y estrés: los costos del teletrabajo a nivel psicológico

El teletrabajo, ha llegado a la vida de millones de personas en el mundo y Chile no es la excepción, en los últimos meses, nos hemos visto enfrentados a una nueva modalidad de trabajo, y también de vida, a raíz del COVID-19.

La pandemia nos ha obligado a interferir nuestra “normalidad” y a adaptarnos a una nueva forma de vivir y sobre todo de trabajar, pero ¿Qué consecuencias nos traerá esta forma de trabajar a nivel psicológico, alimenticio y físico?

A casi dos meses de instaurado el teletrabajo en nuestro país el cuerpo ya está pagando el costo de este, en primera instancia a nivel psicológico esta modalidad ha significado no sólo adaptarse, sino también un aprendizaje de materias que desconocían y en algunos casos una tremenda angustia por no lograr lo que requieren.  Por lo que es muy común que puedan producirse sensaciones como frustración, estrés y sobrecarga además de sensaciones de angustia y soledad entendiendo la naturaleza social de los seres humanos.

Resulta primordial la posibilidad de establecer un lugar de trabajo que no sea el lugar donde duermes, sino un espacio que permita estar sentado correctamente, que idealmente tenga luz natural, manteniendo la rutina de un día normal, levantarse, ducharse, cambiarse ropa, desayunar y ordenar el espacio para trabajar, es relevante que este lugar este limpio y ordenado, esto permitirá estar preparado para comenzar la jornada laboral.

Según la psicóloga Bárbara Cortés Astudillo, adecuar esta nueva modalidad de vida a una ya instaurada se hace complejo ya que el teletrabajo debe compatibilizarse con otros roles también, como, por ejemplo, clases online, labores del hogar, cuidados de los hijos o de un adulto mayor, entre otras, la planificación y la organización resultan primordial, es importante que nos establezcamos metas que podamos lograr, dejando de lado la creencia que podremos realizar todo lo que anteriormente podíamos en nuestros puestos de trabajo, es importante priorizar las labores asignadas de acuerdo con plazos estipulados y relevancia, también que seamos capaces de pedir ayuda o colaboración cuando sintamos que nos está costando más de la cuenta responder a todos los compromisos adquiridos, querer responder auto exigiéndonos más, solo nos generara estrés, frustración y sensaciones negativas respecto a nuestro desempeño.

“No minimicemos los que otros pueden sentir respecto a lo que hoy viven, es esperable que las personas sientan temor, preocupación, cambios en los patrones del sueño o alimentación, dificultad para concentrarse o dormir, o complicaciones de sus patologías de base” , señaló Cortés.

Es por esto que la comunicación adopta un rol fundamental para el establecimiento de factores protectores, como tomar tiempos de descansos, escuchar música mientras trabaja, comunicarse con otras personas, y sobre todo si siente que no puede por sí solo con esto pida ayuda profesional.

“Es importante que el teletrabajo no se tome nuestra vida, sino que establezcamos tiempos para ello, mantener actividades de ocio, mantener contacto con la familia, amigos, y compañeros, pero así también evitar la sobreinformación, es importante mantenerse informado, pero a través de fuentes confiables, no todo lo que se publica en las redes sociales es cierto y esto podría ser una fuente de estrés y ansiedad que podemos evitar, hoy nos toca adaptarnos a una nueva modalidad, por prevención y por nuestra salud”, añadió Cortés.

En Otras noticias...

Diputado Araya y Comunidad Atacameña entregan antecedentes al Consejo de Defensa del Estado por daño ambiental en Conchi Viejo

Redaccion Termometro

Ley Tea, Agenda de Productividad y Festival de Ciencia Pública: principales anuncios de la Vocería Regional

Redaccion Termometro

¡Jardín de Verano! Junji Antofagasta le da la bienvenida a este nuevo periodo para los niños y niñas

Redaccion Termometro