Termómetro Noticias

[COLUMNA] La casa de todos

Por Marco Vivanco Ramírez, periodista
Ex Seremi de Gobierno Antofagasta

banner 2021

Pocos podían predecir una participación de más de 13 millones de chilenos, menos una diferencia de más de 20 puntos a favor del rechazo. Lo cierto es que estos números nos dejan grandes conclusiones, primero es que los chilenos -más allá de la obligatoriedad- estamos realmente interesados en el proceso, porque queremos y necesitamos cambios, pero de forma responsable porque para los que se olvidaron, la elección ratificó que Chile es un país esencialmente moderado, y por ende la gran mayoría no quiere maximalismos.

Esto último fue uno de los grandes pecados de la asamblea constituyente, varios de sus integrantes cegados por el 80 a 20 del plebiscito de entrada, se emborracharon con el poder y se llevaron la que debía ser la casa de todos a su trinchera, con una soberbia e incapacidad de escuchar abrumante que terminó por hacer el daño más grande al proceso, incluyendo artículos que nada tenían que ver con lo que la gente pidió y generando desconfianza en todo, de echo quizás la mayor razón que tuvieron muchos para votar rechazo fue la evaluación negativa de los constituyentes.

Pero no quiero entrar en detalles más o menos del resultado porque ya es historia, pero si es importante que se aprendan las lecciones por parte del Gobierno, el apruebo y también el rechazo para continuar el proceso de buena forma. El octubrismo, la violencia, la soberbia, los extremos, la refundación deben quedar sepultados, nadie puede apropiarse de la constitución.

En esta etapa debe primar el diálogo, los acuerdos y la humildad, tomando como punto de partida todos los insumos disponibles: la actual constitución, el proyecto, los cabildos y sobretodo las propuestas ciudadanas más votadas que fueron rechazadas por el pleno.

Debemos diseñar un proceso expedito, representativo pero más acotado en tiempo e integrantes, volviendo a las necesidades originales, las urgencias ciudadanas, pensiones, salud, educación, igualdad, seguridad, incluyendo por supuesto a las minorías, a los pueblos originarios, al medio ambiente, a todos. No podemos volver a farraernos el proceso, es nuestra oportunidad de cerrar un capítulo e iniciar una nueva etapa como país, con legítimas diferencias pero unidos, como una gran familia en la casa de todos.

En Otras noticias...

¿Hay esperanzas aun? Todos juegan para el CDA… menos el CDA

Franco Fernandez

¡SE BUSCA ARRIENDO! Alcalde cierra instalaciones que ocupaba CDA y no arrendará el estadio este sábado

Andres Uzcategui

Seremi de Educación explicó a estudiantes los cambios en protocolo sanitario de establecimientos educacionales

Redaccion Termometro