Termómetro Noticias

Corte Suprema falla contra la UCN: teóloga feminista deberá ser reincorporada

En fallo unánime el máximo tribunal confirmó que la casa de estudios deberá reincorporar a sus funciones a Eva Reyes, despedida por aportar antecedentes de acoso sexual de otro académico.

Tras varios meses en litigio, se conoció esta semana el fallo del máximo tribunal del país, la Corte Suprema, en la causa que llevó la académica Eva Reyes en contra de la Universidad Católica del Norte por haber sido despedida al entregar antecedentes de acoso sexual de otro académico.

Reyes es una destacada teóloga en el área, de hecho es Doctora en Teología por la Pontificia Universidad Católica de Chile, y se declara como feminista, lo que sin duda puede causar incomodidades al interior de la Universidad Católica del Norte, institución en la que trabaja desde 2010 como docente en el Departamento de Teología, de la que sin embargo de su prestigio y trayectoria, fue despedida en marzo de 2019 por “necesidades de la empresa”.

Pero los motivos, según Reyes, fueron otros que nada tenían que ver con necesidades de la empresa, sino con haber entregado a la Vicerrectora de Asuntos Económicos y Administrativos unos archivos que daban cuenta de un caso de acoso sexual de un académico de la universidad, el que habría abusado de una estudiante en otra casa de estudios. Por tanto, Reyes motivada por su familia, amigas y estudiantes, decidió recurrir a la justicia.

Así fue como en diciembre del mismo año, 8 meses después, la justicia falló a su favor. El magistrado del trabajo, Jordan Campillay, acogió la denuncia de vulneración de derechos fundamentales interpuesta por Reyes en contra de la UCN (causa rol 168-2019), tras establecer que el actuar de la demandada al despedir a la denunciante, constituye un acto de discriminación grave.

En dicha sentencia, se estableció que “en síntesis, los hechos asentados en la causa, configuran un cúmulo de indicios conexos, graves y concatenados al fin de dar por establecida la sospecha de la denuncia, es decir: que la trabajadora en función a su definición político-filosófica de adhesión pública -por el cual recibió público reproche de su empleador- a un colectivo vulgarmente conocido como ‘feminista’ que en rigor corresponde a un grupo o entidad indeterminada de individuos que abogan por mayor protección al género femenino en las instancias de relacionamiento universitario, especialmente frente a vejámenes de corte sexual, como en el acoso, decide noticiar a su empleador sobre antecedentes serios y graves que comprometían el actuar decoroso de un varón perteneciente al departamento de teología en calidad de académico y para dicho efecto expone el evento y entrega la evidencia, al menos, al director jurídico de la institución y a la vicerrectora titular en enero de 2019; hecho que fue conocido por el director de departamento señor André Hubert, quien luego participa, presuntamente, de la desvinculación, mediante una causal objetiva que no se acreditó concurrir y es más con versiones disímiles de su autor ante instancia judicial y administrativa”.

Sin embargo, la Universidad no se quedó de brazos cruzados y quiso llegar hasta las últimas instancias, y entonces el caso llegó a la Corte de Apelaciones de Antofagasta, instancia judicial que rechazó el recurso de nulidad presentado por la casa de estudios, confirmado íntegramente la sentencia del tribunal del trabajo y fue además condenada a pagar las costas del juicio, favoreciendo a Reyes ordenando su reintegro.

No conforme con ambos pronunciamientos de la justicia, la UCN recurrió a la Corte Suprema, máximo tribunal del país, el que este 29 de diciembre falló también a favor de la profesora Reyes, confirmando el fallo del juez del trabajo de Antofagasta, por cuanto la Universidad se verá obligada a reintegrar a sus funciones y pagarle todos los meses en que se vio impedida de trabajar por el despido injustificado y discriminatorio.

Así, el Poder Judicial sostiene que, efectivamente, Reyes puso en conocimiento de las autoridades universitarias una serie de documentos que daban cuenta de un caso de acoso sexual de un académico, y que no siendo probada la causa aludida por la Universidad de “necesidades de la empresa”, tiene por sentado que Reyes fue “desvinculada arbitraria, injustificada y desproporcionadamente, con motivo de ejecutar actos propios de adhesión y defensa concreta a un movimiento o colectivo, en circunstancias que poseía objetivamente méritos académicos de gran factura que impiden observar racionalidad ni razonabilidad en la medida y todo ello trasunta en determinar que esa conducta constituye un trato desigual (…)”.  

En Otras noticias...

Desde las 9 de la mañana: Estos son los cortes por el Desfile de las Glorias Navales

Redaccion Termometro

Cuenta Pública: Salud reporta más de 300 mil actividades y trámites sanitarios en la región

Redaccion Termometro

Tiendas upa! y upita! tendrán ofertas este 24 de mayo por el día del completo

Redaccion Termometro