Termómetro Noticias

Asteroides y su cercanía con la tierra ¿Amenaza inminente? ¿Medidas de protección?

banner 2021

El pasado mes de octubre por medio del Telescopio Víctor M. Blanco, el cual se encuentra ubicado en el Observatorio Cerro Tololo en Chile fueron detectados tres asteroides, de los cuales uno fue catalogado de “Potencialmente peligroso”.

Según un informe publicado en la revista científica The Astronomical Journal de un grupo de astrónomos de diferentes nacionalidades exponen el hallazgo de 3 asteroides ubicados en una distancia cercana a la tierra y que anteriormente no habían podido ser detectados producto del resplandor que emite la luz del sol.

Tal evento puede ocasionar ciertas incógnitas y precauciones, así también el poder abrir la oportunidad para el avance t desarrollo de la astronomía y sus múltiples áreas.

RESPUESTAS DE UN ESPECIALISTA:
Farid Char, Asistente técnico del Centro de Astronomía de la Universidad de Antofagasta hace entrega de información importante respecto ante esta astronómica situación:

¿Con qué tipo de frecuencia se presencian este tipo de fenómenos astronómicos?
-El hecho de descubrir algún tipo de cuerpo menor del Sistema Solar es bastante frecuente con la tecnología actual: se ha descubierto más de 1 millón de objetos de este tipo, de los cuales algo más de 30 mil se catalogan como Asteroide Cercano a la Tierra (NEA por su sigla en inglés), pero de ese total, sólo una fracción conocida como Objeto Potencialmente Peligroso (PHO por su sigla en inglés) reviste preocupación para la Tierra. La mayor parte son asteroides (en este caso, Asteroide Potencialmente Peligroso, PHA por su sigla en inglés); se conocen algo más de 2200 de ellos (~8% del total de NEAs) y es importante monitorearlos para estimar su nivel de riesgo de colisión. Afortunadamente, ningún PHA conocido muestra un curso inminente de colisión hasta ahora. Son objetos que pasan a pocos millones de km de nuestro planeta y más del 99% no representan una amenaza de impacto en los próximos 100 años.

¿Existen otros elementos además del brillo del sol que impiden la correcta visualización de los asteroides?
-El principal obstáculo para encontrar asteroides (sean NEAs o PHAs) es que no dejan de ser objetos pequeños (generalmente cientos de metros a unos pocos kilómetros de tamaño), reflejando débilmente la luz solar a millones de km de distancia. Se requiere observar grandes extensiones de cielo, con telescopios suficientemente grandes y cierto grado de fortuna para detectar un pequeño punto moviéndose contra el fondo de estrellas. Esto se logra tras haber tomado varias imágenes de una misma zona en el cielo en donde se haga evidente este desplazamiento, así como haber constatado que se trata de un objeto nuevo, que no se encuentre en la base de datos de cuerpos menores conocidos. Hoy contamos con diversos proyectos alrededor del mundo exclusivamente dedicados a la detección de asteroides.

En caso de que vuelva ocurrir y si hipotéticamente el asteroide sea catalogado de  “alto riesgo” ¿Qué medidas de protección y/o prevención deberíamos abordar?
-El descubrimiento de asteroides, sean NEAs o PHAs, siempre volverá a ocurrir, y si se trata de PHAs, en realidad nos interesa que siga ocurriendo, ya que estaremos identificando a otro objeto que entrará a nuestra base de datos, de los muchos que aún falta por descubrir. Así podremos monitorear su órbita, establecer modelos futuros y asegurarnos que no signifique un riesgo para la Tierra. Es importante identificar a la mayor parte de estos objetos y estar preparados en caso de requerir alguna acción defensiva, en lugar de vernos sorprendidos por un PHA no identificado que fuera a impactarnos a corto plazo. Un reporte de NASA en 2021, por ejemplo, indicó que 6 meses no es advertencia suficiente contra un asteroide, proponiendo 5 a 10 años mínimo de preparación (de ahí la importancia de descubrirlos lo antes posible y determinar sus trayectorias futuras). Se han propuestos distintos métodos que mayormente se basan en fragmentar o retrasar el paso de un asteroide, desviándolo de su trayectoria original. Ya existe un antecedente exitoso de este tipo, mediante la misión DART de NASA, que recientemente impactó una sonda contra Dimorphos (un pequeño satélite del asteroide Didymos), modificando su periodo orbital en poco más de media hora. Son iniciativas pioneras que posiblemente tengan un rol protagónico ante futuras amenazas de este tipo.


En Otras noticias...

Científicos de la UA desarrollan kit diagnóstico para detectar en 5 minutos mordedura de araña de rincón

Redaccion Termometro

Lanzan aplicación antofagastina que facilita búsqueda de productos y servicios en el comercio local

Redaccion Termometro

Satélite artificial iguala luminosidad de Antares, la decimoquinta estrella más brillante del cielo nocturno

Redaccion Termometro